Especulació a Barcelona

EL WEB OFICIAL DE L'ASSOCIACIÓ EN DEFENSA DE L'EDIFICI LA ROTONDA ÉS: http://larotondabarcelona.com/

CONEIX RÀPIDAMENT TOTS ELS DETALLS DEL PROJECTE DE NÚÑEZ Y NAVARRO EN AQUESTA GALERIA FLICKR

dijous, 19 de juny de 2014

Primer revés judicial a la polémica reforma de La Rotonda modernista

Article de Merixell M. Pauné aparegut el 18/06/2014 a La Vanguardia:


Vista del patio interior de la finca La Rotonda, donde se están excavando cinco plantas subterráneas de aparcamiento. Foto: Associació La Rotonda

El TSJC tumba el plan de movilidad que el Ayuntamiento de Barcelona aprobó en 2008 y los vecinos piden consensuar cambios en el proyecto

Nuevo capítulo en el culebrón de la polémica reforma de La Rotonda, el antiguo hotel modernista de la avenida Tibidabo de Barcelona que Nuñez y Navarro remodela desde 2011 para convertir en un moderno bloque de oficinas y comercios. Los vecinos del entorno, en el distrito de Sarrià - Sant Gervasi, se oponen frontalmente al proyecto del nuevo edificio, que ya ha supuesto el derribo de elementos arquitectónicos catalogados como patrimonio de la ciudad. En 2012 llevaron a tribunales a la constructora y al Ayuntamiento y, pese a que no se les concedió el paro cautelar de las obras, la magistratura catalana les ha dado por primera vez la razón en uno de sus argumentos: el trámite urbanístico municipal sobre el que se asienta la licencia de obras no está en regla.

La sala tercera del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha fallado parcialmente a favor del contencioso administrativo que defiende la Associació La Rotonda -que constituyeron los vecinos ad hoc-. La sentencia, a la que ha tenido acceso LaVanguardia.com, "anula y deja sin efecto" la aprobación definitiva del Plan de Mejora Urbana (PMU), realizada por el consistorio de Jordi Hereu el 30 de mayo de 2008, por un defecto de forma. El estudio de movilidad -que forma parte del PMU- no se habría sometido antes a información pública, por lo que el TSJC ordena "someter a trámite de información pública" el estudio y volver a aprobar el PMU entero. Esto permitirá a los vecinos presentar alegaciones, volver a impugnar judicialmente el plan re-aprobado y pedir la suspensión cautelar de las obras. 

En síntesis, un defecto formal en la tramitación pone ahora en posición de ventaja a los vecinos, que avisan que agotarán todas las vías judiciales existentes aunque tarden años. "Ya se han derribado elementos protegidos, contra eso ya poco se puede hacer, pero sí que estamos a tiempo de consensuar cómo debe ser el nuevo edificio", sostiene Àngels Garcia, portavoz de la entidad. "Pensamos que ahora, con esta primera sentencia favorable, es un buen momento para que el Ayuntamiento abandone el inmovilismo y acceda a sentarse a negociar cuatro puntos básicos", lanza.

Los cuatro ajustes que piden van en la línea de recuperar en la medida de lo posible el aspecto original de la Torre Andreu o Rotonda, construida por Adolf Ruiz i Casamitjana entre 1906 y 1918 por encargo del rico farmacéutico Salvador Andreu. Se concretan en mantener la volumetría original, no ocupar el patio interior ni generar una pared medianera ciega en el límite con la finca vecina, no aumentar el número de plantas y reconstruir la fachada lateral derribada. También piden que, en caso de abrirse un periodo de diálogo y tener que pararse las obras, el Ayuntamiento no pague ninguna indemnización al constructor. En líneas generales, la entidad acusa a Núñez y Navarro de querer "exprimir a toda costa la edificabilidad de la finca" [10.900 m2], incluso transgrediendo "los límites que conlleva la catalogación como patrimonio histórico-artístico", sostiene Carles Puigdomènech, abogado de los vecinos.

Sin embargo, el contencioso administrativo contra el plan urbanístico es la parte pequeña del embrollo judicial. La Associació La Rotonda tiene interpuesto y pendiente de sentencia un segundo contencioso, éste centrado en la licencia de obras, concedida en enero de 2011. Lo dirime el Juzgado número 9 de Barcelona y, según los cálculos de Puigdomènech, se resolverá a finales de 2014. El peritaje de una arquitecta independiente designada por el juzgado será la clave que haga decantar la balanza.

El único consenso, resucitar La Rotonda
Con independencia del sentido de la sentencia, las tres partes en litigio están de acuerdo en una cosa: La Rotonda debe revivir. "Para el barrio es muy importante que el edificio vuelva a abrir puertas y tenga un uso, porque abandonado y degradándose no le conviene a nadie", asume Àngels Garcia. El arquitecto de las obras, Alfredo Arribas, ha defendido en múltiples ocasiones el proyecto vigente, advirtiendo que "el edificio está muy idealizado" y que nuevos retrasos podrían condenarlo "a quedarse siempre balbuceando, encallado como una ruina crónica". El consistorio barcelonés también pone énfasis en que la reforma debía empezar cuanto antes para frenar "el estado de degradación" que denunciaban las tres asociaciones de vecinos del área.

La disputa está, pues, en la forma y aspecto con los que resucitará el emblemático inmueble. La licencia permite a la propiedad edificar hasta cinco pisos y derruir partes del edificio que corresponden a ampliaciones de los años 10, 30 y 50, como dos remontas y un ala complementaria en forma de L en la calle Lleó XIII. El Catálogo considera que elementos no originales alteran el primer proyecto, de estética modernista, por lo que les asigna un grado inferior de protección. Sin embargo, la mayoría de estas ampliaciones las realizaron el famoso arquitecto noucentista Enric Sagnier y su hijo Josep Maria Sagnier y algunas se realizaron sólo unos años después del estreno de la casa, a petición del inquieto amo.

Además, la versatilidad del edificio -sustentado por pilares de acero muy separados entre sí, algo innovador y atrevido en su momento- ha facilitado que haya cambiado de uso varias veces (residencia familiar, hotel Metropolitan, hotel La Rotonda, hospital para enfermos terminales…), lo que ha generado una superposición de elementos y estilos poco coherente. El quid de esta polémica es, fundamentalmente, el escaso consenso que arrastra Barcelona sobre qué debe considerarse patrimonio y qué no. Y el Catálogo de la ciudad, pendiente de actualización desde hace años, no ejerce de árbitro con claridad.

Link de l'article:

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20140618/54409121637/primer-reves-judicial-reforma-rotonda-modernista.html

dissabte, 7 de juny de 2014

Las calles como decorados, fachadismo, la destrucción de un patrimonio invisible

Carrer Muntaner / Mallorca


Article aparegut el dia 25 de maig a "El Periódico"

Igual que la élite intelectual de Barcelona ha guardado un cómplice silencio mientras la balanza económica de la ciudad se decantaba tal vez en exceso hacia el plato del sector turístico, los arquitectos de la ciudad (salvo contadísimas excepciones) apenas protestaron cuando las empresas inmobiliarias, con el beneplácito municipal, procedieron a demoler viejas fincas, pero a conservar la fachada porque con ello garantizaban una posterior venta de los nuevos pisos a precios más elevados. A esa práctica se la conoce como fachadismo.


Carrer Casp / Bruc

Rambla de Catalunya / Còrsega

Las arquitectas Alícia Dotor y Belén Onecha sostienen que esa práctica ha conllevado la pérdida de un patrimonio de gran valor. Así se habrán demolido preciosos ejemplos de volta catalana, un tipo de bóveda cuya técnica constructiva corre el riesgo de perderse porque era artesanal, y escaleras seguramente muy cinematográficas.

Carrer Ample / Plaça Duc de Medinaceli

El fachadismo se puede sostener que es una práctica inmobiliaria destinada a dar un plus de valor a la finca, pero ha terminado por entrar de lleno en el debate de la ciudad turística porque el resultado final es que ofrece a los visitantes un recorrido por unas calles que tienen mucho de decorado.

Consell de Cent / Aribau

Tanto auge tuvo el fachadismo, que en las facultades de arquitectura se enseñó una materia destinada a resolver la ecuación que supone conservar la fachada original y, pese a ello, encajar un mayor número de pisos.

Passeig de Gràcia / Mallorca

Link original de la notícia: